Entradas

El chantaje y el hiyab

Imagen
Najat El Hachmi. Siempre han hablado por nosotras(Destino)
"Entonces, ¿qué ha cambiado? ¿Qué ha hecho que el péndulo regrese al velo?
                       Mona Eltahawy. El himen y el hiyab

La escritora Zoubida Boughaba publicaba hace unos días en su facebook una fotografía de un grupo de alumnas de un instituto de Alhucemas (Marruecos) en los años 70. Ni rastro de hiyab en ninguna de las cabezas. Sin embargo, si viajas a Marruecos actualmente, una mayoría aplastante de mujeres se cubren con el pañuelo en público y un porcentaje no desdeñable se tapan también los brazos y las piernas por completo incluso en verano e incluso en la playa.
¿De dónde ha surgido este retroceso? Najat El Hachmi nos lo cuenta en clave autobiográfica en este pequeño libro repleto de argumentos, desmentidos y denuncias contra posiciones reaccionarias disfrazadas de defensa del respeto a la identidad y a la diversidad.
La autora confiesa que todavía ahora que es una escritora reconocida y aplaudida, le persi…

¿Censura dicen?

Imagen
Rebecca Solnit. Los hombres me explican cosas(Capitan Swing)
La credibilidad es una herramienta de supervivencia”
Nunca falta quien, ante críticas hacia productos culturales (cine, libros, música) por sus mensajes machistas o sexistas o por la ausencia de representación femenina o por su distorsión en ésta, pone el grito en el cielo alertando del riesgo de censura. Sería gracioso si no fuera tan triste.
En Los hombres me explican cosas, un compendio de pequeños ensayos críticos y ácidos sobre cuestiones relativas a las mujeres y a su lugar en el mundo, Rebecca Solnit desgrana las múltiples formas en que se nos educa a las mujeres en una perpetua inseguridad sobre nuestras capacidades y a los hombres en una sobredimensionada confianza en su grandeza y poder.
El famoso término mansplaining, el hecho frecuente de que un hombre explique a una mujer algo que ésta no ha preguntado o dé por hecho de antemano que sabe más que ella, incluye muchas otras formas de silenciamiento o inferiorizació…

Las exiliadas. Autobiografías y genealogía

Imagen
Las exiliadas. Autobiografías y genealogía

Más tarde, alcanzada la plena lucidez, iría a Abajo en calidad de tercera persona de la Trinidad. Creía que, por acción del sol, era andrógina, la Luna, el Espíritu Santo, una gitana, una acróbata, Leonora Carrington, y mujer.
(Leonora Carrington. Down below, 1944)

Cuando te ves atrapada, desvalida tras los muros –decía tía Habiba--, sueñas con escapar. Y la magia surge cuando entiendes ese sueño y haces que las fronteras se desvanezcan. Los sueños pueden cambiar tu vida y, a la larga, el mundo. La liberación empieza con esas imágenes que danzan en tu cabecita y puedes transformar esas imágenes en palabras . ¡Y las palabras no cuestan nada!”
(Fatema Mernissi. Sueños en el umbral, 1994)

The obliterated shall be remembered
(Ken Bugul. The abandoned baobab.1984)


No sé ni cómo titular esta reflexión porque se me había ocurrido “El cuerpo negado, el yo exiliado” pero ese “yo” sonaba demasiado masculino. Precisamente quería sintetizar la idea de esa subje…

Hablemos de vaginas

Imagen
Miriam Al Adib. Hablemos de vaginas(Oberon)

...los tabúes en lo referente a la sexualidad y los procesos femeninos han cambiado; diferentes, sí, pero vienen de la misma raíz: de falta de autoconocimiento mezclada con la construcción social de estereotipos donde, como siempre, se nos dice a las mujeres cómo tenemos que sentir, cómo tenemos que ser, cómo debemos comportarnos...”
¿Por qué habría que hablar de vaginas?
En nuestro mundo de hoy convivimos con una hipersexualización masiva de la imagen de las niñas y las mujeres en la publicidad y en los grandes medios, convivimos con pornografía violenta y misógina accesible para cualquiera desde internet al mismo tiempo que la educación afectivo-sexual en la escuela brilla por su ausencia o si acaso se limita a unas lecciones de anatomía reduccionista que pretenden pasar asépticamente de puntillas por asuntos radicalmente imprescindibles para la formación de personas jóvenes.
La ginecóloga Miriam Al Adib lleva años dedicando todo su empeño a…

Ni mojitos ni salsa ni fruta tropical

Imagen
Más que islas(LA MODERNA) Antología de cuentistas del Gran Caribe hispano
Por suerte su madre estaba entre las beneficiadas con esa nueva ley (que él mismo había creado y autorizado) para recibir la intervención quirúrgica gratuitamente y de esa manera borrarles la mancha gaussneuronal, la raíz nerviosa que limpiará de cualquier temor o suspicacia el simple acto de dar la mano (en algún momento fortuito) a su ex torturador o ex violador.”                                                                                                    Eva nunca duerme.María del Carmen Pérez Cuadra (Nicaragua)
Hay lugares en el mundo cuyo retrato nos ha llegado a Europa tan distorsionado, tan simplificado, tan estereotipado que apenas queda margen para reconocer el original. Nada mejor que una colección de cuentos para hacerse una nueva imagen, una cambiante y en construcción, puede que contradictoria o confusa pero atrevida, que llegue pisando fuerte.
La antología Más que islas, coordinada por Magdalen…

Huir hacia una misma

Imagen
Tara Westover. Una educación (Lumen)
Nuestra vida era un ciclo – el ciclo del día, el ciclo de las estaciones –, un círculo de cambio perpetuo que, una vez completado, significaba que nada había cambiado. Creía que mi familia formaba parte de ese modelo inmortal, que en cierto sentido éramos eternos. Pero la eternidad pertenecía solo a la montaña.”
Una niña de siete años vive en una granja de las montañas de Idaho con su familia. Su abuela le ofrece llevársela a Arizona para que pueda ir a la escuela. Tiene una noche para pensárselo. Sus padres no lo saben. La niña se mantiene toda la noche despierta. Intenta imaginar la escuela pero no lo consigue. Y no se va.
Con este primer intento de huida comienza Una educación, la insólita autobiografía de una mujer criada por padres mormones fundamentalistas que no llevan a sus hijas e hijos ni al colegio ni al médico y que ni siquiera los han inscrito en el registro civil.
Tara Westover nos ofrece en este libro la historia de su propia vida desd…

Mirar la pobreza para verla

Imagen
Sara Mesa. Silencio administrativo

“ La pobreza es fea, es difícil de mirar. Es incómoda. Se puede ser pobre pero decente: esto lo hemos escuchado muchas veces. Pobre pero limpio. Pobre pero honrado. Pobre pero sin vicios. Pero: la mala leche de la conjunción adversativa.”
Si eres mujer, estás en desventaja. Si tienes una discapacidad, esta desventaja se profundizará de mil maneras. Si además eres pobre, a duras penas lograrás mantenerte dentro de los márgenes de una vida digna. Si eres mujer, con discapacidad, pobre y sin hogar, si vives en la calle, estarás directamente excluida de toda posibilidad de ser tratada con respeto.
El pequeño libro de Sara Mesa, Silencio administrativo, condensa en sus pocas páginas la multitud de injusticias y despropósitos que una mujer en esas circunstancias puede llegar a sufrir incluso cuando alguien se esfuerza en prestarle su ayuda.
Por medio de la narración de su intento de mejorar la vida de una mujer que pide limosna en la calle, la autora nos pon…