Entradas

Huir hacia una misma

Imagen
Tara Westover. Una educación (Lumen)
Nuestra vida era un ciclo – el ciclo del día, el ciclo de las estaciones –, un círculo de cambio perpetuo que, una vez completado, significaba que nada había cambiado. Creía que mi familia formaba parte de ese modelo inmortal, que en cierto sentido éramos eternos. Pero la eternidad pertenecía solo a la montaña.”
Una niña de siete años vive en una granja de las montañas de Idaho con su familia. Su abuela le ofrece llevársela a Arizona para que pueda ir a la escuela. Tiene una noche para pensárselo. Sus padres no lo saben. La niña se mantiene toda la noche despierta. Intenta imaginar la escuela pero no lo consigue. Y no se va.
Con este primer intento de huida comienza Una educación, la insólita autobiografía de una mujer criada por padres mormones fundamentalistas que no llevan a sus hijas e hijos ni al colegio ni al médico y que ni siquiera los han inscrito en el registro civil.
Tara Westover nos ofrece en este libro la historia de su propia vida desd…

Mirar la pobreza para verla

Imagen
Sara Mesa. Silencio administrativo

“ La pobreza es fea, es difícil de mirar. Es incómoda. Se puede ser pobre pero decente: esto lo hemos escuchado muchas veces. Pobre pero limpio. Pobre pero honrado. Pobre pero sin vicios. Pero: la mala leche de la conjunción adversativa.”
Si eres mujer, estás en desventaja. Si tienes una discapacidad, esta desventaja se profundizará de mil maneras. Si además eres pobre, a duras penas lograrás mantenerte dentro de los márgenes de una vida digna. Si eres mujer, con discapacidad, pobre y sin hogar, si vives en la calle, estarás directamente excluida de toda posibilidad de ser tratada con respeto.
El pequeño libro de Sara Mesa, Silencio administrativo, condensa en sus pocas páginas la multitud de injusticias y despropósitos que una mujer en esas circunstancias puede llegar a sufrir incluso cuando alguien se esfuerza en prestarle su ayuda.
Por medio de la narración de su intento de mejorar la vida de una mujer que pide limosna en la calle, la autora nos pon…

Una maga de las palabras

Imagen
Arundhati Roy. El dios de las pequeñas cosas

“La confusión yacía en un lugar más profundo, más secreto”
¿Qué será lo que hace a los vínculos familiares ser tan poderosos? Esa misteriosa atadura que se prolonga a lo largo de generaciones sucesivas y a lo ancho de parentescos más o menos cercanos es la que Arundhati Roy parece querer desanudar en esta novela sorprendente.
“Ammu se cansó del jugueteo de los niños y de que la trataran como si fuera de su propiedad. Quería recuperar su cuerpo. Le pertenecía.”
El dios de las pequeñas cosas es una historia familiar en la que lo sensorial y lo emotivo cobran tanta importancia como lo racional y lo comunicativo. Rahel, una mujer de treinta años, regresa a su casa natal en Ayemenem a encontrarse con su hermano gemelo. El recuerdo de los días previos a su abrupta separación más de veinte años atrás ocupa prácticamente toda la historia porque implica a un amplio elenco de familiares y amistades para las que todo cambió entonces.
“ Pero, ¿qué puede …

Feminista africana

Imagen
Mariama Bâ. Mi carta más larga(Ediciones Zanzibar)
Negra y africana, debería haberse integrado, sin roces, en una sociedad negra y musulmana, habiendo pasado Senegal y Costa de Marfil por las manos del mismo colono francés. Pero África es diferente, está fraccionada. Un mismo país cambia varias veces de rostro y de mentalidad, de Norte a Sur y de Este a Oeste.”
En los años setenta, en Senegal, una mujer escribe a una amiga su carta más larga, le escribe sobre su vida, sobre su pasado y sobre su futuro. Acaba de quedarse viuda de un marido que la abandonó hace años, después de más de dos décadas de matrimonio y con doce hijos e hijas a las que cuidar, para casarse con una segunda esposa más joven. Hay mucho feminismo en sus palabras en forma de reflexión ácida y crítica sobre la situación de las mujeres en una sociedad que está dando los primeros pasos en la independencia poscolonial del país.
Asistimos a los rituales funerarios propios del entorno y la clase social, acomodada, a los qu…

Metafísisca de la rabia

Imagen
Patricia de Souza. El último cuerpo de Úrsula(Seix Barral)

No estoy haciendo otra apología, esta vez, de la familia; no lo creo indispensable; hablo únicamente de nuestra experiencia; no sé si sirve de algo, pero sí es importante que cuente mi historia, porque sin ella este monólogo no interesa, y quiero que lo lean, que lo comenten y que me juzguen si les apetece.”
El último cuerpo de Úrsula podría definirse como una investigación, tan literaria como filosófica, sobre el sufrimiento como condición de posibilidad de la moral y de la metafísica.
En un largo monólogo garabateado en un cuaderno la protagonista indaga en los límites de su propio cuerpo y su sensibilidad desde un perspectiva existencialista radical – toda existencia es violenta, toda existencia es imposición de sensaciones –.
Úrsula sufre una lesión de columna que le provoca parálisis repentinas en todo su cuerpo. El dolor, vivido por ella como humillación y desprecio, se le revela también como una experiencia metafísica ext…

10 claves del feminismo actual por bell hooks

Imagen
bell hooks. El feminismo es para todo el mundo(traficantes de sueños)

El feminismo del futuro es una práctica política sabia y amorosa. El compromiso de acabar con la dominación se encuentra en la esencia misma de nuestras políticas. El amor jamás se podrá construir en una relación basada en dominación y extorsión.”


Aunque en su traducción al español el título de este libro de bell hooks ha quedado recortado, el título original en inglés añade una coletilla importante: Feminism is for everybody: passionate politics. Ese passionate que podríamos traducir como política apasionada, entusiasta, ardiente, tal vez como pasión política, tiene todo que ver con las propuestas de la autora, un feminismo que lleve en el corazón la firme convicción de que la meta sea abolir toda forma de dominación u opresión.
Y así, en este pequeño ensayo de corte divulgativo, recoge bell hooks varios puntos clave de las propuestas feministas que ella misma ha ido desarrollando en sus numerosas obras durante cuat…

Pequeña italiana antifascista

Imagen
Lorenza Mazzetti. El cielo se cae(Periférica)

Entonces me he echado a llorar y he dicho que los quería mucho a ella y al tío, y que creía que ellos ya no me querían porque era mala, y he dicho que el tío no me abraza nunca, y me he subido a sus rodillas y mis lágrimas le caían sobre el cuello. Entonces él me ha abrazado fuerte, luego me ha castigado y me ha mandado a la cama sin cenar. Amo al tío más que al Duce, más que a Jesús y más que a Italia.”
Tienen los libros de memorias la capacidad de traernos de vuelta no ya lo que pasó sino especialmente cómo lo vivieron quienes lo narran. Los acontecimientos históricos tal y como los recoge la historia oficial pecan siempre de una frialdad que niega la vida. En la mirada que Lorenza Mazzetti nos brinda en El cielo se cae está contenida toda la calidez de una historia contada subjetivamente y todo el absurdo del mundo adulto en general y de la Segunda Guerra Mundial en particular.
Lorenza Mazzetti escribió El cielo se cae en el año 1961 rec…

Bragas grandes

Imagen
Caitlin Moran. Cómo ser mujer(Anagrama)

Maldita sea. Aparte de todos los efectos secundarios imaginables y dolorosos, de carácter psicosexual, me entristece que las niñas de trece años se gasten el poco dinero que tienen en depilarse la entrepierna. Tendrían que gastárselo en cosas realmente importantes: teñirse el pelo, comprarse medias, los libros de bolsillo de Jilly Cooper, ... y billetes de tren que les lleven lo más lejos de casa posible. LLÉVATE TU COÑO PELUDO A DUBLÍN, es mi recomendación.”

Caitlin Moran escribe de un modo que te hace reir a carcajadas. Sólo ese sería ya un motivo más que justificado para leer sus libros. Pero es que además es capaz de hacer reír mientras analiza o pone en cuestión temas muy serios.
En Cómo ser mujer, Moran relata su propio proceso adolescente y se ríe de sí misma, de sus ideas, de su cuerpo y de sus actitudes. Saca punta a los estereotipos de género hasta llevarlos al absurdo y convertir su discurso en una denuncia cómica, tronchante.

Me ar…

Yo no soy racista

Imagen
Lucía Asué Mbomío Rubio. Las que se atrevieron (Sial/ Casa de África)

Qué fácil es decir “yo no soy racista” y qué fácil es serlo. Tal vez la prueba del algodón más eficiente sea casarse con un hombre negro o tener hijos con él o ser madre de una mujer que decide hacer una de estas dos cosas, o las dos y ver las respuestas de tu familia, vecindario y mundo.
Eso hicieron algunas mujeres hace ya décadas en España y Lucía Mbomío, hija de una de estas parejas exóticas de los años 80, les rinde homenaje dándoles voz en Las que se atrevieron.
Si al final la mezcla es esto, ¿no? Hoy se habla de palabras grandes, interculturalidad, multiculturalidad y no sé cuántos rollos más. Antes no había forma de designarlo, simplemente se vivía sin ponerle nombres. Y eso fue lo que me encontré yo, la transformación de mi familia, la mía, de la negación más absoluta a ganarme un hijo negro.”
En diferentes capítulos hablan en primera persona mujeres de familias de origen ecuatoguineano. Chicas que se en…